¿Cómo lo haces?

1400x760

Natalia Cereser
Gerente General
Lafabrica&jotabequ/GREY

Si recibiera un dólar por cada vez que me hacen esta pregunta ya habría podido realizar un viaje a Australia. Y es que, aunque los estereotipos y roles cada vez son menos cuestionados entre hombre y mujer, el hecho de ser una mujer gerente general en una industria liderada por hombres, ser madre, esposa, amiga y en el tiempo libre dar clases en universidades, pareciera algo imposible ante los ojos de los demás.

Así que he decidido públicamente dar el secreto de cómo lo hago.

  1. Estar en un sitio a la vez: Parece muy obvio pero mucha gente, mientras esta en el trabajo, quiere estar en la casa, cuando esta de vacaciones, esta pensando en la oficina, mientras estudia piensa en estar con el novio y podría continuar con una larga lista de estar en un lugar físicamente y en otro mentalmente.

Si estas en el lugar que tienes que estar, te da un enfoque privilegiado, no solo de ejecutar la              tarea de manera eficiente, sino de disfrutar el momento mientras lo haces.

  1. No hacer nada a la fuerza: Si disfruto de dar clases las doy, si amo mi trabajo lo hago, si disfruto estar con mi familia allí estoy, si me encanta pasar un tiempo con mis amigos busco el momento.

Todo lo hago por voluntad propia NO por quedar bien con nada ni con nadie. Claro que hay              partes en todos los roles que no son placenteras, pero del 100% del rol, al menos el 90%                    conlleva hacer cosas apasionantes.

  1. Ser siempre la misma persona: Al cambiar de roles no cambio de personalidad, eso seria súper desgastante, sigo siendo la misma persona con mis virtudes y defectos en todas las áreas y lugares.
  2. Orgullosa de ser mujer: Cada cosa que me dicen que no se puede o que ninguna mujer a tenido oportunidad de hacer antes, es música para mis oídos, ese reto me lleva a exigirme más de manera positiva.
  3. Organización con prioridades claras: Hay tiempo para todo si uno se sabe organizar, la mayoría de personas viven caóticamente porque quieren, mi trabajo conlleva una planificación súper flexible ya que muchas tareas aparecen de forma imprevista, no me frustro, simple y sencillamente me reorganizo y priorizo.
  4. Lentes positivos: Una vez me decía mi jefe al regresar de una reunión con un compañero que parecía que habíamos ido a dos reuniones diferentes, el llegaba señalando todo de forma negativa y yo viendo todo lo positivo. Nuevamente cómo vas a querer hacer cosas si todo lo ves negro, es imposible y paralizante.
  5. Ser clara: Si no puedo ir a un acto escolar porque tengo un viaje, lo hablo con mis hijos y entienden que estoy haciendo, si un día llegaré más tarde porque tengo un acto del colegio, lo hablo con mis colegas para que sepan donde estoy y de que forma puedo estar disponible, ser claro no solo gana la confianza de los demás sino que permite decir NO a momentos en los que no se puede estar en otro lugar.
  6. No todo es dinero: Hay clases pagadas, hay clases donadas, cosas que si se cobran, cosas que no, oportunidades que no se toman balanceando muchas cosas, al final del día el tener muy claro que no todo es dinero, ayuda a poder organizar y priorizar sin sentir angustia o remordimiento, que desenlaza en culpa o desgano.

Y  bueno así en resumidos 8 tips les respondo cómo lo hago, no soy perfecta y eso me hace ser feliz todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre*
Correo*
Mensaje*

Llena el formulario para aplicar a la plaza